Jorge Mazariegos



Paisajes
en el Salón del Coleccionista de el Attico.
Han pasado más de quince años desde que en esta galería se realizó la última exposición de paisaje. En aquel entonces la decisión obedecía a una necesidad de renovación de estilos expresivos y al agotamiento que los artistas habían sometido la temática. Sin embargo, no por dejar de exhibirlo el paisaje había desaparecido y menos los artistas que lo producían. La misma actitud tomó otros espacios que sirven de plataforma a las propuestas emergentes como las subastas rotaria y Juannio.

El tiempo pasa y es obvio que algunas expresiones, muy a pesar de los curadores contemporáneos, no desaparecen por arte de magia. Más si estas visiones traen consigo una serie de elementos que conectan el inconsciente del observador con el de sus propios gustos y memorias. Es en aras de ese convencimiento que los directivos de El Attico decidieron volver los ojos hacia el trabajo de un pintor cuya labor ha girado invariablemente alrededor del paisaje y el urbanismo académicos de Guatemala.
En esta ocasión Jorge Mazariegos Rodríguez se va por el lado de la tradición y el sincretismo cultural. Memoria que expresa singularmente a partir de claroscuros, en el acaso de la obra sobre papel y que toma otros relieves con el matiz que le ofrecen los colores al óleo. Desde lo arquitectónico hasta el modo como el artista interpreta evidencias concretas de nuestra espiritualidad y las costumbres guatemaltecas, toda su propuesta exuda un sentimiento chapín muy especial.
Entonces ¿qué mejor manera de abrir de nuevo las puertas del paisajismo que con éste artista” . La muestra permanecerá abierta hasta el 29 de junio de 2010.
Guillermo Monsanto